¿Es posible comerse un enfado?

¿Es posible comerse un enfado?

Publicado por Sara Otero | 30 octubre, 2017 | Nutrición, Psicologia

A veces hablamos vulgarmente de tragarse los sentimientos, comerse un enfado… y quizá tenga un sentido más literal del que creemos.
Quizá no has oído hablar nunca (o sí) de “el hambre emocional”. Pero de lo que estoy segura es de que la has experimentado en algún momento de tu vida, o incluso la sufres a diario.
El hambre emocional aparece ante un sentimiento o pensamiento. Muchas veces de manera inconsciente.
Comemos para aliviar la tristeza, disminuir un enfado, aplacar el estrés. O lo contrario, perdemos totalmente el apetito en épocas de exámenes, por ejemplo.
No es hambre fisiológico, real. Es un hambre asociado a emociones. Y, casi seguro, este comer emocional no te lleva a buscar en la cocina una pieza de fruta, ni un yogur. Y mucho menos a cocinarte un plato de verdura. Los alimentos elegidos serán de fácil acceso y de aportación nutricional dudosa: chocolate (tableta, helado y otras variantes), galletas, golosinas, patatas fritas de bolsa, etc. ¿O no?
Os invito a haceros un “chequeo” en este sentido. A autoobservaros. ¿Te ocurre? ¿Con qué frecuencia? ¿Eres consciente de ello (si devoras por ejemplo una tableta de chocolate)?… y, la pregunta más importante, ¿mejora eso tu estado de ánimo; realmente mitiga la comida esas emociones negativas?

 

Sara Otero (Psicóloga de Nutriciona)

Añadir un comentario

*Por favor completa todos los campos

Artículos relacionados

Publicado por nutriciona | 24 septiembre 2019
Nuestro compañero @cesolcina se ha certificado como facilitador de la metodologia Lego © Serious Play © . ¿Sabéis de lo que hablamos?. Se trata de una metodología con base científica...
Publicado por nutriciona | 20 diciembre 2018
Convocatoria de ayudas de apoyo a la realización de actividades y/o actuaciones en el desarrollo de la iniciativa empresarial (PEL-EMPRENDE ACTIVIDADES 2018). Nutriciona ha sido beneficiaria del Plan de Emprego...
Publicado por sara-otero | 11 abril 2018
Existe una rama de la psicología desconocida para muchos (e incluso en gran parte para mí): la psicología publicitaria. Creo que todos somos conscientes de que los contenidos e imágenes...

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información

ACEPTAR
Aviso de cookies