Psicología

Los motivos que pueden llevar a una persona a solicitar apoyo psicológico son muchos y muy variados. Pueden ser problemáticas individuales, de pareja, familiares, laborales, sociales… o, lo que es más habitual, la conexión de varias de ellas.

En psicoterapia, damos apoyo a cualquier persona que necesite un cambio en algún ámbito de su vida que le provoca sufrimiento:

  • Problemas de estado de ánimo
  • Ansiedad
  • Duelo
  • Conflictos familiares
  • Educación de los hijos
  • Problemas de comportamiento (niños, adolescentes)
  • Dificultades en el sueño
  • Trastornos de alimentación
  • Problemas relacionados con la sexualidad
  • Adicciones

Las sesiones de terapia psicológica tienen una duración aproximada de una hora. En ella, se explica el motivo de consulta, se recaba información y se plantean y clarifican los objetivos a lograr con la terapia.

En las sesiones de seguimiento se realiza el trabajo y apoyo necesarios para solucionar aquello que deseamos.

La terapia será adaptada y personalizada a cada caso. Normalmente, el intervalo entre sesiones empieza siendo semanal o quincenal; y después se va espaciando cada vez más en el tiempo. Pero será el paciente quien marque el ritmo del tratamiento.

El número de sesiones totales dependerá de muchos factores, pero eso sí: serán las mínimas posibles (cuanto antes solucionemos aquello que nos perturba, mejor), pero tantas como sean necesarias (el paciente decide cuándo ha logrado sus metas). 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
+